Hilma Af Klint: Pionera de la Abstracción.

 


Hilma Af Klint nace en 1862 en Suecia, en el seno de una familia bien acomodada, era la cuarta hija de Victor Af Klint y Mathilda Af Klint, su padre tenía una gran biblioteca a la cual la pequeña Hilma tenía acceso y allí encontraría los temas que años después la influenciarían en su vida y en su obra pictórica.

Pero no es hasta 1880, que un suceso importante marcaría la vida de la artista. Fallece su hermana menor a los 10 años, a causa de una gripe, dicho hecho la impacta emocionalmente y la lleva a buscar respuestas en creencias alternativas como el espiritismo, el ocultismo y las ciencias ocultas, de este modo empieza a desarrollar una dimensión espiritual en su vida.

Ella formó parte de la primera generación de mujeres europeas que se formaron académicamente en artes, asistió a la Real Academia Sueca de Técnicas y Bellas Artes, donde se formó durante 5 años como artista, y aprendería posteriormente retrato y pintura paisajista, típica de la época, que le ayudaría a desarrollar su obra.  

En 1887, culmina sus estudios pero no es muy bien acogida por los círculos artísticos de la época ya que en su mayoría eran masculinos, en aquel momento se tenía la idea de que las mujeres solo pintabas por pasatiempo, reproduciendo lo que los hombres creaban. 

En 1896, Hilma y cuatro amigas artistas, formaron el grupo esotérico "Las Cinco". Estas mujeres se reunían todos los viernes y organizaban sesiones espiritistas, registraban los mensajes recibidos por el mas allá y practicaban la escritura y el dibujo automático. 

Durante estas sesiones, establecían contacto con seres espirituales a los que ellas llamaban "Los Altos Maestros". Ella explicaba en sus textos que un espíritu llamado Amaliel le encomendó la tarea de crear las pinturas para el templo. 

"Amaliel me ofreció un trabajo y respondí inmediatamente que sí", escribió Af Klint en sus cuadernos. 

De este modo la artista comenzó a pintar lo que sería la gran obra de su vida: 193 cuadros que realizaría en dos periodos hasta 1915. 

"Las imágenes fueron pintadas directamente a través de mí, sin dibujos preliminares, y con gran fuerza. No tenia idea de lo que se suponía que representaban las pinturas; sin embargo, trabaje con rapidez y seguridad, sin cambiar ni una sola pincelada" escribió Af Klint en su diario. 

Su simbología también fue muy rica, y a lo largo de su obra pictórica, se repiten varios motivos: conchas marinas, serpientes, lirios y rosas cruces, cines o letras. La letra "U" significa "Espíritu" y la letra "W" significa la "Materia".

En 1908, conoció a Rudolf Steiner, fundador de la Sociedad Teosófica Alemana, cuando el vio las pinturas le aconsejo no mostrarlas durante 50 años. Ese mismo año, la pintora se tomó un descanso de cuatro años, para cuidar de su madre que se habia quedado ciega.

En 1912, retoma "Los cuadros para el Templo", obra que terminó en 1915. 

En 1920, luego de la muerte de su  madre viaja a Suiza, donde se reencuentra con Rudolf Steiner, allí se unió formalmente a la Sociedad, y estudio sus textos, realizo en esos años una serie de pinturas sobre las grandes religiones del mundo.

En 1944, muere en un accidente de trafico a los 81 años de edad, dejando aproximadamente entre 1000 y 1400 obras entre pinturas al Oleo, dibujos y acuarelas en papel, y una importante tarea para su heredero: su trabajo no debería mostrarse públicamente hasta que se cumplieran al menos 20 años de su muerte. 

Toda su obra quedó oculta hasta que en 1986, se expuso por primera vez en un Museo de Arte del condado de Los Angeles, en Estados Unidos. 

















Comentarios

  1. Muy interesante. No conocía a esta pintora y te agradezco mucho este articulo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bienvenida: ¿Qué es para mí el Arte y Por qué nos gusta tanto?

15 Frases célebres de Mujeres Pintoras